«Hemos encontrado el equilibrio»

En 1987, dos fisicos hartos de que numerosas revistas científicas no publicaran sus artículos por contener ideas «demasiado innovadoras», inventaron un coautor en sus textos llamado Stronzo Bestiale. Como por arte de magia, el artículo con el nuevo seudónimo, se publicó .

Esa magia es la que arraiga `Stronzo Bestiale´ (reseña aquí), el quinto disco de los villisoletanos Sin Arreglo publicado el pasado mes de marzo. Tras sus fauces, cuenta con un gran trabajo artístico y de producción con Roger García en la mesa de sonido y varias colaboraciones que fidelizan los quince años de carretera y manta que tiene la banda. Tras estas lineas, el vocalista y bajo Rober Hernández disipa las dudas sobre su nuevo disco.

¿Cómo llévais la promo?

La verdad que no entraba en nuestros planes lidiar con una pandemia… Hay cierto caos y las novedades discográficas parecen que han pasado a un segundo plano, pero intentamos ver el lado bueno, grabándonos desde casa, aprovechando para ofrecer un punto de vista diferente de algunas canciones del disco y preparando alguna sorpresa más. Además contamos con el apoyo de Vane Balón y su agencia de comunicación. Para nosotros es importante no hacer esto solos.

En todo caso, las sensaciones están siendo muy buenas. El single de “Insaciables” estuvo en la Playlist de Rock Español de Spotify un mes y “Corto de Miras” en la de Punk Español. Eso hace que mucha gente se anime a escuchar el disco completo; algo que sin duda animamos a hacer. El disco es imposible de resumir en una o dos canciones y creemos que después de escucharlo completo la percepción individual de los temas cambia completamente y se disfrutan mucho más.

Con quince años a vuestras espaldas habéis cultivado un sonido cualitativo con influencias de varios géneros ¿Cómo definiríais vuestro estilo actual?

Antes de sacar el disco lo enseñamos a algunas personas con ánimo de trabajar juntos y alguien nos dio calabazas diciendo que hacíamos una “mezcla rara”. ¡Genial! Muchos discos de The Beatles, Queen o Blurson una “mezcla rara” y parece que gustaron… En todo caso, nosotros lo llamamos “punk-rock”. Es cierto que el disco ofrece más variedad de la que estamos acostumbrados, pero si se presta atención, se puede apreciar un punto en común en todas las canciones y que no se puede expresar de otra manera más que diciendo “esto suena a Sin Arreglo”.

Facebook

Las melodías y letras de `StronzoBestiale´ adquieren más fondo y sosiego que en los anteriores discos. ¿Este cambio es premeditado?

Podríamos decir que hemos encontrado el equilibrio. En discos anteriores había cierta prisa en contarlo todo, demasiada información. En `StronzoBestiale´ hemos trabajado bajo la premisa del “menos es más”. Nos hemos peleado durante casi cuatro años con las canciones hasta dar con el punto exacto. Las demos estaban muy maduras cuando entramos al estudio y donde no pudimos llegar nosotros, llegó Roger, nuestro productor, que nos ha dirigido con muy buen criterio, limando cada detalle.

Poco después del lanzamiento del disco, el coronavirus nos ha confinado en casa y no sabemos cuándo volveremos a oler la calle ¿Teníais muchos bolos programados?

Había algunas cositas a las que teníamos muchas ganas, sí. Esta situación es una condena al sector de la cultura, pero debemos concentrarnos en lo que sí podemos hacer e ir a por ello. Creo que cuando volvamos a la normalidad, no olvidaremos a los artistas que han puesto todo de su parte para hacernos el confinamiento más llevadero… y quiero pensar que sabremos compensarles.

Sin Arreglo

“Mejor morder” es un crisol de estilos, desde el grunge a guitarreos más pesados… ¿Cuáles fueron vuestras influencias al componerla?

“Mejor morder” y “La Ley de la Selva” nacieron como una sola canción pero no funcionaba bien; ahí había dos canciones. Todo fluyó mucho mejor a partir de trabajar cada idea por separado. No sabríamos decir qué influencias hay detrás de “Mejor morder”. La idea primigenia surgió con el riff inicial y a partir de ahí fuimos construyendo cada sección en el orden en el que aparecen. No fue una canción a la que diéramos muchas vueltas, nos costó mucho más definir la estructura  final de “La Ley de la Selva”, un tema que puede parecer más sencillo. Desde luego no lo fue.

En “Érase (y ya no)” colaboran Natalia Fustes, Andrea Garcy y María Cuenca (Onira) ¿Por qué decidisteis contar con ellas?

”Érase (y ya no)” fue la última canción que compusimos para el disco. Escribí la letra y montamos la música entre todos en el local de ensayo en tiempo récord. La tocamos y vimos claro que para transmitir el mensaje de la canción era imprescindible una presencia femenina. Reescribí parte de la segunda estrofa, contando la historia en primera persona y cambiamos la melodía para que quedara en un registro más agudo. La canción tenía que explotar en ese instante.

La elección de Natalia, Andrea y María estuvo muy clara. Tienen un talento gigante y una fortaleza como la de la princesa protagonista de la canción. Es un regalo poder contar con su voz para esta canción.

En el corte final “Suenan las calles” hacéis un alegato a la felicidad y a disfrutar de la música y os habéis marcado una maravillosa outro instrumental épica y motivadora ¿Qué buscabais con este final?

Es un momento genial del disco, la verdad que perfectamente podría ser la banda sonora del día que podamos volver a abrazarnos y que la música vuelva a formar parte del paisaje urbano.

Facebook

Cuando tuvimos las demos terminadas, nos detuvimos a pensar si el disco contaba todo lo que queríamos y reparamos en que faltaban dos elementos: una parte a cappella y un desarrollo instrumental. La parte a cappella la visualizamos en “Erase (y ya no)” pero el instrumental no lo teníamos claro. Desde hacía tiempo pensábamos que el tema ideal para abrir el disco era, por su estribillo, “Suenan las calles” (“Vengan, acérquense a escuchar…”). Al replantear el orden vimos que su sitio estaba al final y que la canción debía terminar con el desarrollo instrumental que echábamos en falta. Al igual que no soy consciente de ninguna influencia concreta en “Mejor morder”, aquí si puedo decir que la inspiración llegó de la mano de Sigur Ros. Esta parte no era más que un esbozo cuando empezamos a grabar el disco con Roger. Fue una pasada ver como iba creciendo a medida que añadíamos capas. Pura magia. Además es una parte que llevamos al directo y tiene la misma fuerza o más que en el disco.

Buscando el ideal, ¿Qué esperáis de este disco?

Sería fantástico que se repitiera la hazaña de los físicos que consiguieron publicar su trabajo (rechazado una y otra vez) tan sólo con cambiar sus nombres por el de Stronzo Bestiale… No hace falta que nos edite una multinacional, con que lo vean como algo más complejo que una “mezcla rara”, nos conformamos. Pero lo que realmente buscamos es llegar a la gente, que lo escuchen completo. Y por supuesto, poderlo defender en directo cuando hayamos ganado la batalla al coronavirus.

¿Cómo os imagináis a Sin Arreglo dentro de otros quince años?

Mientras haya ideas que nos permitan continuar escribiendo canciones y orejas dispuestas a escucharlas, habrá Sin Arreglo. En nuestros planes no está recurrir a un repertorio anticuado por el hecho de seguir tocando. Y aunque quizá no seamos los saltimbanquis que somos actualmente (bueno, Pablo quizá sí), la energía marca de la casa seguirá presente.

Videoclip “Insaciables”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here