«La escena andaluza siempre ha estado en buena forma»

El underground del sur goza de una salud envidiable desde que el contrabando de discos en el franquismo creara melodías tan revolucionarias como aquellas de los pioneros Gong o los fundamentales Triana. De la misma manera, los géneros mutan y las bandas recogen lo sembrado, por suerte.

Obviando las obligadas distancias estilísticas, la escena post hardcore no deja de aportar hornadas de altísima calidad como la de los granainos Palmar de Troya que debutan con un disco homónimo (reseña aquí) y parecen decididxs a continuar el legado cultural de la tierra.

¿Por qué este nombre para la banda?

Gráfica by Álvaro Fernández Maldonado.

Siempre nos llamó la atención, y a menudo nos cruzábamos con un antiguo mandamás de la secta que ahora reside por nuestra zona, lo cuál lo llevaba todo a un nuevo nivel de surrealismo. Cuando empezamos a juntarnos para tocar, ya era una historia recurrente y encajó perfecta.

Habéis sacado vuestro debut el pasado mes de febrero y os habéis encontrado con una pandemia que ha recluido a todo el país en sus casas. Con este panorama, ¿Cómo lleváis la promo?

La promo muy bien, a cargo de The Borderline Music, que como siempre hacen un trabajo impecable. Está teniendo buena acogida, estamos recibiendo mucho calor.

Os habéis juntado gente de Maine, Gentemayor, Red Passenger o Alondra Galopa que os conocíais hace tiempo ¿por qué ha surgido este encuentro?

La culpa fue de Toto, que nada más fijar su residencia en Granada hace un año se encargó de organizar unas sesiones con amigxs que conocía desde hace muchos años, pero que no habíamos tenido la oportunidad de tocar juntos. Desde el primer momento hubo química personal y musical, y todo ha ido fluyendo de manera bastante natural.

La idea es publicar en algún momento el vinilo

El Palmar de Troya ha sido, según contáis, como volver a vuestras raíces de finales de los 90. ¿Seguís apostando todxs por el mismo sonido?

Cada componente de la banda tiene un background distinto, aunque en este proyecto sí que tenemos un concepto estético más o menos claro, sobre todo a qué no queremos que suene.

¿Cómo os distribuís la composición?

No hay nada preestablecido, en ocasiones partimos de ideas más estucturadas o de riffs que surgen mientras pruebas sonido en el estudio (esto pasó en la grabación). De las letras se encargan Marcos y Marina.

El disco se encuentra en plataformas digitales como Bandcamp y Soundcloud y queréis editar un vinilo 10” esta primavera. ¿Esto sigue adelante?

Sí, la idea es publicar en algún momento el vinilo, aunque con todo este lío no tenemos muy claros los plazos en los que podremos hacerlo.

Venís de bandas como Maine (post hxc), Alondra Galopa (shoegaze, indie, post punk…), Red Passenger (instrumental, funk, psicodelia…) y estamos viendo florecer bandas como los almerienses Adiós Caballos y vosotrxs. ¿Cómo evaluarías la escena underground andaluza en 2020?

La escena andaluza siempre ha estado en buena forma. Con los componentes de Adiós Caballo ya coincidíamos hace muchos años cuando eran At Least y montaban cosas en la sala Malevaje de Almería. Toto ha estado muy implicado con todas sus bandas y a nivel organizativo, desde el añorado Lonjacore de Chipiona a proyectos corales como Gentemayor, con músicos de Adrift, Kill Kill, Gas Drummers…Cada uno desde nuestra posición hemos alimentado y nos hemos nutrido de esa escena que aunque no siempre se refleje en el mainstream no ha dejado de estar ahí. Proyectos como Habitar La Mar, Ática, Dreyma o Chico Blanco hablan por sí solas.

Estamos expectantes ante el nuevo panorama que se avecina, pero imagino que también puede traer algunos aspectos positivos

¿Creéis que vamos a cambiar nuestros hábitos de consumo cultural cuando termine esta amenaza vírica?

Ya han cambiado, de hecho. La bajada del consumo de música por la falta de movildad en medios de transporte es una muestra de ello. El consumo de algunas formas culturales, como la música en directo, exposiciones, teatro o danza se van a ver obligadas a reinventarse por el nuevo orden establecido en cuanto a nuevos hábitos de interacción social. Estamos expectantes ante el nuevo panorama que se avecina, pero imagino que también puede traer algunos aspectos positivos. Todo momento de creatividad está ligado a un confinamiento personal, y el cambio de paradigma inevitablemente va a remover muchas cosas  a nivel artístico.

La letra de Dyst0pian Blaster es un precioso alegato al mundo de mierda que vamos a dejar a las nuevas generaciones. Según vosotrxs ¿Qué debemos hacer para minimizar el daño?

Todxs somos conscientes de qué cosas empiezan a ser incompatibles con un futuro cercano decente. Otra cosa es que estemos dispuestxs a renunciar a nuestro modo de vida. La precarización del empleo, la economía del todo-ya-ahora y el ego de occidente son una combinación letal, su fragilidad ha hecho que todo salte por los aires. Aunque vamos tarde, parece que las nuevas generaciones están mucho más concienciadas de lo realmente importante. Intentar estar informadx de la manera más veraz, contrastar es información y actuar consecuentemente a tus principios.

¿Teneis fechas pactadas para cuando pase el confinamiento?

Sí que teníamos cerradas algunas fechas, pero ahora mismo estamos pendientes de ver cómo evoluciona todo esto. 

Ep de Palmar de Troya via Bandcamp.

“Dystopian Blaster”
“5GMELTD0WN”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here