Noches de hellgrass y folk beodo

Los conciertos a los que acudí la noche del sábado me dejaron el cuerpo bailando y la alegría en las mejillas. La sala bilbaina Shake! Acogió a The Fatty Farmers y Moonshine Wagon, dos grupos de corrientes folk rock con personalidades diferentes y una calidad técnica y artístca bastante exigente y recomendable. Ambas formaciones tienen una discografía llena de buenas piezas, algún éxito, gusto por la música de raíz y los sonidos distorsionados.

Es intenso el auge de las diferentes vertientes del folk por el territorio. Grupos como Th´Booty Hunters, Dead Bronco, Howdy, Dehiedra Rebel Folk o los los navarros Jo & Swissknife se suman a mezclar estas corrientes de melodías de la viejas escuela con ritmos y discursos actuales. El resultado es un equilibrio de belleza instrumental y letras desgarradas, beodas o con la seña de la casa de cada grupo.

Moonshine Wagon

  • Origen: Vitoria Gasteiz 2013
  • Género: Bluegrass (Hellgrass)/punk
  • Sello: Moonshine Wagon.
  • Discografía: `Folk You´ (2015); `Porca Miseria´ (2017).

El sábado fuimos un público afortunado en la sala Sake! de Bilbao ya que los Moonshine Wagon dieron su último concierto antes de entrar en el estudio a grabar próximo disco. Además nos sorprendieron con muchos temas nuevos que interiorizamos muy gratamente. También fuimos afortunadas y afortunados por estar presentes en los primeros conciertos de Lander (anterior Incursed), el nuevo guitarrista que tiene un timbre/potencia de voz muy llamativa y una técnica a la guitarra cuidada al milímetro.

Moonshine Wagon

Los Moonshine presentaron en Shake! al nuevo miembro pero faltó Joel Bruña (también Dead Bronco) al banjo y guitarra. Tuvimos ante nuestros oídos a Goiatz (fiddle, mandolina y vocal principal), Victor Martín (contrabajo) y la genial aportación del recién llegado Lander fabricando un cálido espectáculo que no solo rompió el hielo de la fría noche del sábado bilbaína, si no que pusieron a bailar a las almas forasteras que estaban en el bolo y las demás.

Entre los temas nuevos que tocaron me obligo a recalcar “Txoria Txori”, una pieza de Mikel Laboa adaptada que me robó profundamente la atención por la tonalidad grave de violín ya que pareció sumergir a la sala en una cápsula de sonido solido, hipnótico y diferente. Moonshine Wagon enarbola los vocales en euskera en esta pieza. También cantan en italiano, portugués y por supuesto inglés a lo largo de su repertorio. Coreamos “Mad, unhappy and stupid” y revolución final con “Porca misera”, estandarte homónimo de su segundo disco.

La sala no dio tiempo pero el grupo y la audiencia queríamos más. Fuen un gran concierto. Esperamos impacientes el nuevo retoño. (Video al final de la crónica)


Goiatz Dutto

The Fatty Farmers

  • Origen: Toledo 2009
  • Género: Irish punk folk rock
  • Sello:The Fatty Farmers
  • Discografía: `El Vendaval´(single 2017);`Efecto Farmer´(Ep 2017);`Escape for the dirty pigs´ (2015); `Refarmatory´(2013); `Down in the streets´(2011)

L2011a energía y el buen rollo que traían estos toledanos eclipsaron el poco espacio que tenían para moverse en el escenario. La sala no estaba llena pero había muchísima gente esperando a estos ocho músicos que vinieron decididos a dar espectáculo y fiesta en Bibao. Hacen una música digna de cualquier pub irlandés un st. Patrck day acompañado de cerveza, agua miel, gaitas y bailes. Tocaron el precioso corte “Alexandra” de los primeros, para calentar motores y el público local e internacional de Shake! se fundió saltos y en juerga.

The Fatty Farmers

Son una formación con tablas. Enumero: hay dos Javis y ambos sacaron un delicado sonido a las flautas, gaita y violin; la técnica de Lalo con la acústica y el nervio de Alberto al bajo se fusionaron con la “voz cantante” de Mario dirigida con carisma; la batería y el acordeón de Rodri y Adri armaron el ritmo y las melodías desde la retaguardia y Jotxemi aportó el toque eléctrico y rockero y se marcó unos riffs que acapararon la atención de los y las presentes. En general todos fueron un racimo de ocho burbujas de nervios que explotaron en el escenario sin ningún tipo de pudor.

Javi. The Fatty Farmers

Me lo pasé como una enana. Tocaron «Freddy» y a mitad de concierto bajaron al público con la instrumental “Gafitaeh” envueltos entre danzas celtas y la gente super animada. Sonó también “Vendabal” y el público respondión con coros. El directo de Fatty Farmers es una cascada de saltos y coreografías del folk que animan a bailar y cantar a cualquier alma en pena. Me gusta como estructuran los temas. Enlazan poco a poco la parte instrumental con la vocal compartiendo el protagonismo a partes iguales. Es lo mínimo con tanto talento entre ellos. Era entrañable ver como el vocalista mandaba callar al público y a sus compañeros cuando otro de ellos tocaba un solo.

Llegó el himno de la noche, llegó Paco Pil con su  «Jhonny Tecno Ska». Para ello se montaron una batalla entre dos bandos del público, los Pikachu y los Doraemon. No quedaron muy claras las bases del juego pero lo importante es que el publico terminó uniéndose en “lujuria” como ellos decían. Llegamos al final del concierto con una buena sudada y muy buen rollo  por las venas.

El sábado acudimos a una cita donde se reunieron dos bandas parecidas en espíritu, pero nunca iguales. Las dos están dejando el listón muy alto con su trabajo y os aseguro que las que estábamos allí lo corroboramos cara a cara y en directo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here