Pomeray: «Sin underground no habrá renovación»

Entre la tierra y el espacio hay senderos que forjan la personalidad de unos seres que contemplan la vida en la tierra. Esos seres se hacen llamar Pomeray. Desde 2011 evolucionan incansables en su propio sonido para crear un rock sin cesuras y vividor de todas las corrientes que fidelizan su propio e inconfundible registro sonoro.

La importancia de esta entrevista se debe a la publicación en 2018 de `Raro´, el tercer álbum de la banda. Un disco creado con los pies en la tierra y que refleja un trabajo escrupuloso en el estudio y un crecimiento en el ADN de Pomeray sin dejar atrás sus quimeras personales. Esto le aporta un valor entrañable y cualitativo. Pomeray son Asier a la guitarra y vocal, Lander a los parches,  Joseba al bajo y Gontzal con guitarra y coros.

Sin más dilación, os dejo con lo que importa, la visión experimentada, etérea y subjetiva de Pomeray.

La primera pregunta que surge es… ¿Por qué Pomeray? ¿Por qué los Aparcabicis del espacio? y ¿dónde les dejasteis después del primer disco?

Porque Cody Pomeray (Dean Moriarty en “On The Road” de Kerouack, NealCassady en la vida real) representa la libertad del que vive y no tiene tiempo para contarlo, así que decidimos hacer una banda de rock para poder hacerlo. Nos lo llevamos al espacio para tomar  distancia, mirar la tierra y hacer canciones. Eran tiempos de aventura y cierta esperanza en el que disfrutamos de un feliz destierro. Así lo contamos en el primer disco, acompañando las canciones con un cómic. Sin apenas tiempo para asimilar la aventura, y de regreso a la tierra,  perdimos parte de nuestro nombre por el camino (efectos secundarios de una madurez precipitada, dicen). Y en esas andamos, buscando nuestra identidad.

En el proceso creativo… ¿cómo os repartís la instrumentación, la carga de las letras, los arreglos, etc?

No tenemos una disciplina establecida ni nada parecido. Solemos trabajar con ideas que traemos al local ya definidas y las acabamos de arreglar entre todos, o con ideas muy poco definidas, o sin definir, y las manoseamos e improvisamos sobre ellas a ver qué sale. Las letras no las escribimos de manera conjunta (¿alguna banda lo hace?), las hace siempre el mismo individuo, aunque a veces, entre todos provocamos atmósferas que facilitan las ideas para los textos. El proceso creativo en sí, resulta misterioso, a fin de cuentas uno no sabe si el creador escribe la canción, o es la propia canción la que escoge su creador. Por pura vanidad, jamás contemplaremos la segunda opción.

Vinilo 10″ de su tercer disco `Raro´

En la evolución del primer disco al actual `Raro´, ¿por qué os habéis decantado por abandonar los delays distorsionados de guitarras y esas atmósferas con las que contaba el anterior XXIII?

Queríamos traer a la banda a un primer plano, sonar más cercanos. Nada de distancias, ni ecos del espacio. Ahora estamos en la tierra.

A parte de Lagartija Nick, ¿Tenéis otros referentes a la hora de crear vuestro sonido?

Nos gusta el rock de los 70  y el punk de la margen izquierda (en la margen derecha no hay punk, y nunca lo habrá). No sé si nuestra música tendrá algo que ver con ello, pero a todos nos pone el sonido primario de un ampli a válvulas bien prieto.

¿Cómo veis la escena estatal de rock? Más concretamente en los suburbios del DIY ya que comenzasteis vuestra carrera autoproduciendo vuestro primer disco. ¿Es mejor estar al cobijo de un sello?

Como espectador diría que la escena es rica y diversa, hay muchísimas bandas de mucha calidad en todos los estilos. La agenda de bolos los fines de semana está petada, y sin embargo parece que  a la gente le cuesta acercarse a garitos y salas pequeñas que las pasan putas para poder seguir programando. No ocurre lo mismo con los grandes festivales, muchos de ellos de dudosa financiación que abren las puertas a las grandes marcas para que hagan negocio en su espacio;  festis que se petan independientemente del cartel que haya, de hecho diría que a una parte de la gente que va a ese tipo de eventos le importa una mierda la música (con hacerse un selfie para las redes sociales ya amortizamos la entrada).

Tal vez el Rock  se esté acomodando al sistema, así, sin llamar demasiado la atención, como que no quiere la cosa. O tal vez tenemos que empezar a admitir que en el rock también hay clases sociales establecidas respondiendo a parámetros que poco tienen que ver con el talento o la calidad. Es por ello también que estar al cobijo de una compañía, sólo reporte beneficios a los grandes dinosaurios. Son horas bajas para la música underground, y sin underground no habrá renovación, y sin renovación estaremos condenados a escuchar la misma basura de siempre en los mismos festis de siempre.

¿Sello o autoproducción? nosotros nos hemos autoproducido y también nos ha sacado un sello. Ninguna diferencia.

Se repite la labor del magnífico Willy Kalambres  por la discografía tanto al saxo con ese sonido jazzístico de “Al tiempo” en el último disco, como al clarinete y por ende, presente en varios directos. ¿Qué significa Kalambres para Pomeray?

Tocas con Willy y te sientes mejor de lo que eres, tiene ese poder benefactor. Es que es muy bueno el cabrón… Además es un tío inquieto, buscador y un excelente conversador. Probad suerte allí donde haya buena música, no es difícil encontrárselo, y si es de noche, menos.

¿Quién se ha encargado del diseño de la portada de Raro? ¿Qué queréis comunicar con ella?

Pomeray mira el mundo parapetado detrás de un muro, a través de un agujero. En su iris poco queda ya de la inocencia de la época del destierro. La portada la diseñó Gon, nuestro guitarrista.

En los anteriores trabajos acompañasteis el disco con láminas artísticas que explicaban un poco la historia de cada canción. ¿Por qué hicisteis esto? ¿por qué no lo habéis hecho en `Raro´?

Tanto cuando grabamos “Pomeray y los aparcabicis del espacio” como en “XXIII” tuvimos acceso privilegiado a una imprenta y carta blanca para hacer lo que quisiéramos en ella. De ahí salieron el cómic “La increíble historia de los aparcabicis del espacio” y las láminas de “XXIII”. Lo pasamos pipa, pero se acabó la bicoca.

¿Cuáles son vuestros planes en un futuro próximo? ¿Y lejano?

Nuestros planes para el futuro son tener presente que “ahora o nunca” no existe mañana. Y mientras tanto hacer buenas canciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here