Connect with us

Hi, what are you looking for?

Crónicas

Salvajismo sonoro a priori

17:40h de la tarde del viernes. El sol brilla y en la sala Santana 27 de Bilbao The Capaces telonean a la banda donostiarra Nuevo Catecismo Católico. Podemos decir que Bizkaia ha sido un paraíso recital en todo lo que llevamos de pandemia porque de nuevo la sala vuelve a programar música en vivo y lo agradeceremos hasta la muerte.

THE CAPACES

Lxs barcelonesxs presentan su séptimo disco `Zoetrope´ y más de 150 personas se dispusieron en filas incorruptibles para absorber la energía de esta banda con más de dos décadas de vida. Tras una atmósfera de arpegios abren el bolo con “Insight” y un plato de batería tirado por el suelo. Martillo, front woman, es una bomba de relojería que lidió este percance y otros fallos de sonido que tuvo la banda.

El trabajo de Sergi al bajo es totalmente artístico, precioso y preciso, los riffs de Cleve implacables, la base metralla de la segunda guitarra de Oscar Jawa y la potencia de los parches de Sergio «Beddy» completaron un tándem fundamental en el sonido hc punk europeo. Tras sonar “Primitive”, el primer single del disco, Martillo ritualiza el acto de sacar la botella de agua para mojarse el pelo. Algunos fallos en los monitores, un poco de agua en el escenario y ningún “mocho” para limpiarlo. No nos afecta mucho. Seguimos.

“Bleak Shores” continúa con el espectáculo entre distorsión y blast beats ensordecedores y brillantes. El público está muy sentado. Martillo les pica un poco para que se levanten pero «no seré yo la que diga nada». El headbanging sucede ahora en formato estático.

«Estamos tristes, ¿podemos despertar ya? Aaaggh!». Entre speed punk y distorsión, la front woman saca su artillería interpretativa en “Poison” de su sexto disco `Rawness´ (Filferro Records 2018) y tras una descarga de placer entre el público se oye «¡Esta por Urkullu!», jaj!.

Esta banda tiene un sonido muy trabajado combinando lo salvaje del hardcore y el hard rock con la sensibilidad del western o incluso el góspel pero el viernes la sala estuvo lejos de acercarse a su sonido real.

La banda parece estar muy coordinada. Cleve puntea un riff al que le siguen las demás cuerdas mientras Sergi continúa con su brutal trabajo de buena pose y bajo casi mimetizado con las guitarras. Va terminando el bolo y la audiencia recibimos un «¡¡¡Stay punk mother fuckers!!!» y nosotras encantadas. No hubo beste bat.

 

NUEVO CATECISMO CATÓLICO

Los donostiarras tuvieron un sonido mucho más nítido y limpio pero estamos hablando de dos géneros muy diferentes. No se puede comparar el tratamiento en la mesa de sonido de las tendencias noventeras del punk de NCC al salvajismo acústico de The Capaces.

Nuevo Catecismo Católico congrega en el patio de butacas a fieles seguidores. Fueron ellos quienes se levantaron e incluso en algún momento, un incondicional les besó los pies en primera fila. Entraron un poco frios pero tras “Aquí llega dios” se fueron calentando.

Esta mítica banda ha publicado este año “Queremos la verdad” (Folc Records 2021), un single que ha saciado la sed de los fans de una banda a la que muchas voces consideran de referencia. Gonzalo Ibáñez, vocalista, confiesa que tras su anterior Lp `1530 segundos de… Nuevo Catecismo Católico´ (No Tomorrow 2006) no han vuelto a crear nada más que este single de dos caras.

Escuchamos temas de su anterior disco como “Noise noise!” al que le acertamos influencias de la costa oeste estadounidense con ese «gimme, gimme, gimme» en clara referencia a Black Flag.

«Es viernes a media tarde así que está la gente muy calmadilla» comenta Gonzalo y tenía razón. Al momento un par de espontáneos se levantan pero la iluminación no les dio el rédito que merecen. Tocaron “Tú y yo podemos comprenderlo” del disco `Aún no habéis visto nada´ (No Tomorrow 1996) y desde el escenario escuchamos eso de «Somos una banda que va a llegar a los 30 años y con pelazo». Ahí tienen razón.

Recuerdan el lanzamiento del nuevo single con actitud punk nihilista muy root: “Si lo queréis comprar bien y sino, tampoco pasa nada” pero es interesante remarcar que en la cara B de este single se encuentra una versión de “Killing the City” de los holandeses Flying Spiderz (1978) y que defendieron bien en las tablas.

Tras escuchar “Odio la velocidad” a la que podríamos catalogar como oda anti drogas, la banda abandona el escenario. El «beste bat» (una más) empieza a escucharse, tímido, sin aire, pero fue cogiendo fuerza hasta que salieron a tocar un par de temas más con el público entregado.

 

Parece que poco a poco vamos desempolvando las pistas de baile. Ahora solo nos queda volver a conquistar el pogo. ¡Gracias por todo!

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

Entrevistas

Charlo con el duo italo-finés Murina que está presentando su Ep `Wave the Brain´ y me cuentan la historia de la banda, influencias y...

opinion

La semana pasada me entrevistaron para el programa Bike and Roll insertado en la parrilla de Radio La Calle de la ciudad de Quito...

Noticias

El duo italo-finés Murina debuta con el Ep en 7″ `Wave the brain´ editado con sellos de Barcelona, Francia y Polonia Murina lanza su...

Advertisement

AÚN MÁS CONTENIDO:

Entrevistas

Charlo con el duo italo-finés Murina que está presentando su Ep `Wave the Brain´ y me cuentan la historia de la banda, influencias y...

Noticias

  El video denuncia el acoso, el maltrato y la mirada única que rige el mundo Aunque suene lejano, el 13 de marzo de...

Noticias

El 26 de abril se cumplen 10 años de la muerte por suicidio de Patricia Heras en el entramado corrupto “Ciutat Morta” y Rubén...